Renovación de las Promesas Bautismales

Renovación de las Promesas Bautismales

Hagamos un alto en nuestro atareado día y aprovechemos para renovar nuestras promesas bautismales. Les invito a renovar nuestras promesas bautismales hoy y en cada aniversario de nuestro bautismo.

Por las renuncias, no solamente dejamos de lado la realidad del pecado y de este mundo injusto, sino que es un acto positivo, una repulsa, una declaración de guerra contra todo lo que opone al vivir del Evangelio.

Profesar la fe en Dios y en Jesús supone adherirse al estilo de vida del Evangelio, manifestando en una práctica muy real: amando a los demás y trabajando solidariamente por crear las condiciones sociales en que este amor sea posible.

Renuncias

  • ¿Renunciáis a Satanás?
    R:  Sí, renuncio.

  • ¿Renunciáis a todas sus obras?
    R: Sí, renuncio.

  • ¿Renunciáis a todos sus engaños?
    R: Sí, renuncio.

Profesión de fe

  • ¿Creéis en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?
    R: Sí, creo.

  • ¿Creéis en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que nació de Santa María Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?
    R: Si, creo.

  • ¿Creéis en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los Santos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de los muertos y en la vida eterna?
    R:  Sí, creo.

  • Esta es nuestra fe. Esta es la fe de la Iglesia, que nos gloriamos de profesar en Cristo Jesús, Señor nuestro.
    R: Amén.

Tomado del libro: Ritual de los Sacramentos, Quinta Edición, 1994
Translate
%d bloggers like this: